Mantenimiento


Cambio automático: mantenimiento para no tener averías.

Cambiar el aceite del cambio automático es vital para reducir las averías del mismo.

Cambio automático ZF

Cada vez es más normal que nuestro vehículo lleve de serie cambio automático, nos aporta seguridad y comodidad en la conducción.

 

Las cajas de cambio automáticas son grandes desconocidas y existe un verdadero vacío informativo en cuanto a la necesidad real de su mantenimiento.

 

 

BMW al igual que la mayoría de fabricantes de automóviles asesoran a sus clientes de la no necesidad del mantenimiento debido a que el aceite del cambio es ATF Lifetime o Lifeguard.

 

En el funcionamiento normal de cualquier cambio automático se generan una gran cantidad de sedimentos que hace que vayan perdiendo suavidad y funcionalidad. Partículas metálicas de los componentes mecánicos además de los residuos de la fricción de los embragues, componen los sedimentos que se depositan en el cambio y que hacen que poco a poco el filtro se vaya obturando.

 

Caja de valvulas de un cambio automático.

Los residuos poco a poco van produciendo perdida de potencia, tirones y aumento del consumo. A la larga irán provocando un desgaste exponencial en los componentes mecánicos que aún provocarán una mayor acumulación de residuos metálicos.

 

Como resultado empezarán a aparecer averías que ocasionarán un desembolso económico importante.

 

La caja de válvulas ó correderas es especialmente sensible a los sedimentos ya que en su interior existen pasos de aceite de sección mínima y las propias válvulas ó solenoides podrían fallar por obstrucción y agarrotamiento.

 

Circular por ciudad realizando trayectos cortos y con un numero importante de arranques y paradas así como los vehículos que desplazan grandes pesos con remolque, son los que de una forma mas temprana acumulan sedimentos.


Es esencial cambiar el aceite y el filtro del cambio automático.


Realizar el mantenimiento preventivo del cambio automático seguramente nos evitara invertir grandes cantidades de dinero para reparar las averías de un desgaste prematuro.


En nuestro taller especialista BMW realizamos a diario este mantenimiento para garantizar el buen funcionamiento del cambio automático y por lo tanto el aumento de su vida útil.



Dinos en que te potemos ayudar o pidenos cita de taller.


Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.




0 comentarios

De vacaciones SI, revisa antes tu vehículo.

Ser precavido es fundamental para tener un buen viaje y sobre todo unas magnificas vacaciones.

Normalmente solemos sentarnos en el vehículo sin antes realizar el mas mínimo control de los puntos básicos del mismo. Los neumáticos, niveles de los líquidos, documentación, etc.... son puntos básicos que cuesta muy poco controlar y harán que no tengamos quebraderos de cabeza en el viaje.
 
Todos nuestros clientes tienen a su disposición el servicio gratuito "Check de seguridad" que le garantiza poder salir de viaje con los elementos esenciales de su vehículo en buen estado.
 
Estos son los controles basicos que se deberian realizar antes de viajar:

 

 


1 - Neumáticos; desgate y presiones.

Desgaste:

 

Tendremos que observar que los neumáticos se desgastan de forma uniforme y que el perfil restante del neumático es superior a 1,6mm que es el limite legal. Si el perfil estuviera por debajo de este margen estaríamos cometiendo una infracción y podríamos ser multados. Una prueba sencilla para valorar el desgaste es introducir una moneda de un euro dentro del perfil, si la circunferencia dorada no queda totalmente oculta en el perfil tendremos un desgaste superior al permitido y deberemos sustituir los neumáticos. Aún así no recomendamos apurar el neumático hasta ese limite puesto que ya con 2mm de perfil esteremos perdiendo un porcentaje importantísimo de agarre en caso de lluvia fuerte.

Presiones:


Si hay algún control del automóvil que no deberíamos olvidar NUNCA es precisamente revisar la presión de los neumáticos. El neumático es el único componente del vehículo que permanece de forma constante en contacto con la carretera y es por lo tanto el máximo exponente de la seguridad, ya que si este falla, las consecuencias pueden ser terribles.

Aunque pueda parecer increíble revisamos la presión de los neumáticos menos veces que lavamos el coche, aunque por mucha suciedad que tenga, esta no hará que nos matemos.
 
Los valores de inflado suelen estar presentes en un adhesivo situado en la tapa del deposito de combustible o en el espacio de puerta del conductor y también en el libro de mantenimiento del vehículo.
 
Al revisar la presión no se nos debe olvidar la rueda de repuesto, si este lleva, y nos debemos preocupar si una rueda aislada tiene un diferencial grande de presión puesto que puede ser síntoma de un pinchazo. Es muy importante reponer la presión con respecto a la carga del vehículo y al llegar al destino cuando descarguemos el mismo volver a fijar las presiones normales de inflado.
 
En caso de no poder localizar estos valores podéis poneros en contacto con nosotros y solicitarnoslos pinchando este enlace.

 


2 - Frenos; desgaste y estado.

Desgaste:


Los frenos son esenciales para mantener el nivel de seguridad en el vehículo. Son el elemento al que primero acudimos en una circunstancia de emergencia y por lo tanto son los primeros que deben responder a la hora de detener el vehículo con garantías.
 
La comprobación del desgaste de los discos de freno y las pastillas es un paso sencillo de realizar para nuestros técnicos y deberían ser estos quienes realicen el mismo. Si te animas a realizar la inspección visual tienes que estar muy seguro de que llegar a observar el desgaste de pastillas tanto de la exterior como de la interior. Sobre todo en el eje trasero el espesor de las pastillas interiores suele ser mejor debido a un mayor desgaste. A este desgaste deberíamos descontarle es del disco de freno ya que el exterior del mismo rozara con la pastilla cuando aún nos quede ferodo. También hay que revisar el desgaste del disco y por lo tanto la densidad total.

Estado:

 

El estado de los frenos es más complicado de revisar sin los equipos adecuados. Con nuestra linea de inspección verificamos el sistema de frenos de forma integral y realizamos test de intensidad de frenada y ovalidad. Tambien verificamos el equilibrio de los mismos para certificar que la frenada de izquierda y derecha así como eje delantero y trasero son optimas, y así evitar el desplazamiento de la carroceria en el momento de la frenada.

 

Aqui os dejamos un enlace al video donde podeis ver un paso completo por la linea de inspección. Enlace al video pulsando aquí.

 

Con respecto al liquido de frenos la unica comprobación que podremos hacer es revisar el nivel del mismo. Sin embrago en nuestro taller someteremos al mismo a una prueba para testar el punto de ebullición del mismo y de esta forma valorar la sustitución. Debemos tener en cuenta que en frenadas intensas las mordazas pueden superar con creces los 150º y si el liquido no tiene un punto de ebullición idoneo podemos quedarnos sin frenos.

 

No es recomendable destapar el bote del liquido de frenos si no es extrictamente necesario ya que si lo hacemos estaremos introduciendo humedad y reduciremos el punto de ebullición del mismo.


3 - Refrigeración, lubricación y otros niveles.

Refrigeración:

 

¡¡Muy importante!! nunca abrir el tapón con el motor caliente ya que podría saltar vapor y agua y provocarnos quemaduras de importancia.
 
Observar con el motor frío y situado el vehículo en una zona plana que el nivel se encuentra entre las marcas de mínimo y máximo. En nuestro taller nos encargaremos en las revisiones periódicas de revisar el estado del refrigerante y realizar la sustitución en su caso.
 
Es importante observar que en la bombona de expansión no existen residuos de aceite u otros elementos ajenos al propio anticongelante. Si existieran componentes ajenos debemos solicitar cita para que nuestros técnicos realicen las comprobaciones pertinentes.

 

En el caso de que sea necesario rellenar si no tienes claro con que debes hacerlo siempre es recomendable utilizar solo agua.

Lubricación:

 

Nuestros motores necesitan una lubricación perfecta con un aceite de alta calidad que reduzca al mínimo las fricciones. Esto hará que nuestro motor dure muchos kilómetros y que estos se hagan con el menor numero de averías.
 
En nuestro taller solo utilizamos aceites homologados de primera marca, de esta forma conseguimos dar un nivel de calidad y protección excelente.
 
Antes de viajar deberemos valorar el numero de kilómetros que vamos a realizar y prever si estos van a hacer superar el intervalo de mantenimiento de nuestro vehículo. Si esto fuera así solicita cita en nuestro taller.
 
Antes de salir de viaje comprobaremos el nivel de aceite y si tenemos que rellenar confirmaremos que utilizamos el aceite compatible con nuestro motor y nos aseguraremos muy mucho de no sobre pasar la marca de máximo. Es importante revisar el nivel de aceite con el motor frio y el vehículo situado en un lugar plano.
 
Los motores tienen un consumo razonable de aceite, mas concretamente los motores turboalimentados, y esto nos debe hacer previsores y llevar una botella de aceite en el maletero para poder rellenar si nos hiciera falta.

Dirección asistida y liquido limpiaparabrisas:

 

Tampoco deberíamos olvidar revisar el aceite de la dirección asistida, en el caso que nuestro vehículo lo lleve, y el liquido del limpiaparabrisas.
 
Sobre el liquido limpiaparabrisas saber que no deberíamos rellenar con productos jabonosos ya que atascaran los conductos y difusores y solamente utilizar productos específicos para automoción.
 
No todos los vehículos llevan dirección hidráulica y entre los que la llevan, algunos llevan electrohidráulica siendo muy complicado el relleno del mismo dada la disposición del deposito. Si no sabéis cual es vuestro caso estaremos encantados de ayudaros y os indicaremos que tipo de dirección lleva vuestro vehículo y cual es la forma de verificar el nivel. En el caso de tener localizado el deposito del aceite y en el caso de que tengamos que rellenar, nos tendremos que asegurar cual es el tipo de lubricante que lleva nuestro modelo.

 

 


4 - Embrague, cambio automático.

Un embrague en mal estado puede hacer que se nos amargue el viaje. Debemos tener especial cuidado en asegurarnos que el vehículo no empieza a andar cuando el pedal ya esta en el final de su recorrido. Esto es un síntoma de que la vida del mismo esta acabando y arriesgarnos a viajar en estas circunstancia puede mandar al traste todas nuestras expectativas. Si no estas seguro nuestros técnicos verificaran el mismo y te confirmaran su estado.
 
Con respecto a los cambios automáticos deberemos tener muy presente que estos requieren un mantenimiento especifico. Si notas que los cambios de desarrollo no se hacen con suavidad, da saltos o tirones o bien notas cualquier funcionamiento extraño, deberías hacer que revisáramos el mismo urgentemente ya que en la mayoría de los casos un simple mantenimiento evita averías tremendamente costosas.


5 - Aire Acondicionado.

¿quien se imagina realizar un viaje en un coche sin Aire Acondicionado cuando fuera hay mas de 40º? la respuesta seguro que es NADIE.

 

Solicitanos la revisión del mismo ya que viajar entre 21 y 22 grados no tiene precio cuando hablamos de hacerlo en verano. Además podríamos decir que es un elemento vital para la seguridad ya que aumenta claramente la comodidad y concentración del conductor.


6 - Iluminación.

Revisar la iluminación de nuestro vehículo es un paso sencillo en cuanto a verificar que no tengamos ninguna bombilla fundida, pero es algo mas complicado poder comprobar la regulación del ángulo de los faros.
 
Es conveniente llevar un juego de bombillas para poder sustituir las auxiliares, intermitencias, posición etc... y los atrevidos quizá puedan pensar en sustituir las bombillas de faro de los vehículos mas modernos.
 
En aquellos vehículos que no lleven regulación automática, deberemos tener cuidado de ajustarlos en caso de llevar el vehículo cargado.

 


7 - Documentación y accesorios de seguridad.

¿Quien se acuerda de revisar si llevamos la documentación necesaria en el vehículo?. Este gesto nos evitaría mas de un disgusto en caso de que nos pare la autoridad correspondiente. No cuesta nada revisar que la ficha técnica y el permiso de circulación junto con el impuesto del ayuntamiento están en el coche. El recibo del seguro no es obligatorio pero si recomendable para agilizar tramites.

Debemos llevar dentro del vehículo dos triángulos de emergencia para colocarlos en la carretera en caso de emergencia. También tendremos que llevar al menos un chaleco que deberá ir situado dentro del vehículo y nos deberemos de poner antes de abandonar el automóvil.
 
Los triángulos hay que ponerlos al menos a 50 metros del vehículo. En carreteras de dos sentidos deberemos poner uno delante y otro detrás, mientras que en autovias y autopistas tendremos que situalo solamente detrás.


Si seguimos estas comprobaciones el éxito de nuestro viaje estará garantizado. Estamos a vuestra disposición para cualquier duda o consulta y os volvemos a recordar que el chequeo de seguridad lo realizamos de forma gratuita.





0 comentarios